lunes, 1 de agosto de 2022
TENDENCIAS

Estilo wabi sabi: La decoración perfecta basada en la imperfección

El estilo wabi sabi se basa en la simplicidad, lo natural, lo imperfecto y la autenticidad. No es únicamente un estilo decorativo, es una forma de vida basada en la filosofía japonesa del siglo XII, el wabi sabi opuesta por la belleza de las cosas simples e imperfectas.

Richard R. Powell dice en su libro “el wabi sabi cultiva todo lo que es auténtico reconociendo tres sencillas realidades: nada es permanente, nada es competo y nada es perfecto”.


Orígen del wabi sabi

La palabra wabi sabi nació durante la dinastía Song, el culmen del taoísmo en China. Con el tiempo, se transmitió en el budismo zen.

Wabi deriva de wa, que hace referencia a la paz, la armonía y el equilibro. La persona Wabi es capaz de conformarse con muy poco, libre de ira y codicia y entiende la sabiduría de la naturaleza. Sabi significa flor del tiempo, la graduación natural del tiempo, la decadencia y la degradación.


Colores y materiales naturales

La gama cromática se llena de tonos claros, neutros y apagados como marrones, negros, grises y verdes. Los tejidos son orgánicos y naturales: destacan la madera, el vidrio, la piedra, el mármol, la cerámica, el hormigón y las fibras vegetales como el lino, el algodón o el mimbre. Las impurezas y grietas se dejan a la vista, como consecuencia del paso del tiempo.

El orden y la sencillez nos aportan la tranquilidad buscada. El wabi sabi valora lo natural y lo efímero de la belleza decorativa. Este estilo sorprende porque no se parece a la mayoría de los estilos decorativos que estamos acostumbrados.


Pilares del wabi sabi

Minimalismo: Menos es más y se valora el espacio libre, el silencio y la simplicidad. El wabi sabi promueve tener lo esencial para ser feliz. La decoración se complementa con piezas únicas y artesanales que aportarán personalidad a nuestra casa.

Diseños sencillos: La decoración se basa en piezas de aspecto antiguo, rústico y natural. No importa si son vejas, desgastadas o agrietadas… lo asimétrico, irregular e imperfecto es perfecto.

Amueblar la vivienda con muebles antiguos, incluso de nuestros antepasados, es una opción para mostrar como los objetos forman parte de nuestra historia.


Atmósfera íntima y armónica: La intimidad buscada se consigue con ambientes con poca luz artificial. La luz natural es la protagonista para aportar calidez durante el día y para la noche, lámparas colgantes, acompañadas de algún foco de luz puntual.

En las paredes no hay elementos naturales, el wabi sabi es sencillez y claridad. Deja de lado los cuadros y objetos que cubren las paredes.


Para quienes practican el wabi sabi, tener una vida perfecta es disfrutar de un hogar sencillo que cumpla con las necesidades cuotidianas.


Si buscas una decoración sencilla a base de muebles y objetos funcionales, apuesta por el estilo wabi sabi. Aceptar el ciclo natural de la vida y reivindicar la bella de los objetos que envejecen al mismo tiempo que nosotros. La naturaleza nos aporta diseños, colores y patrones que sirven de base para decorar nuestra casa.


Proporcionamos un servicio integral en las áreas de Consultoría e Intermediación Inmobiliaria, Gestión de Patrimonios y Administración de Comunidades por toda Cataluña.