viernes, 4 de junio de 2021
CONSEJOS INMOBILIARIOS

Cómo elegir la potencia eléctrica para una vivienda

Tener contratada la potencia eléctrica adecuada nos permitirá pagar por aquella electricidad que necesitamos. La potencia es uno de los costes fijos de la factura, una cantidad que pagamos siempre, independientemente de cual haya sido el consumo.

La potencia contratada es la que nos va a permitir conectar varios electrodomésticos a la vez, es la cantidad de energía de la que se puede hacer uso en un mismo momento. La potencia contratada se expresa en kilovatios (kW) y se conoce popularmente como término fijo.


En el caso de que tengamos una potencia contratada inferior a la que necesitamos, cuando haya varios electrodomésticos en uso a la vez saltará el interruptor de control de potencia o como decimos coloquialmente “saltar los plomos”. En caso contrario, si tenemos una potencia superior a la que necesitamos, estaremos pagando de más.


La ley nos obliga a contratar una potencia mínima que depende de las necesidades de consumo. La potencia media en España es de 4,81kW en consumidores domésticos. Pero actualmente es posible reducirla, ya que cada vez son más las viviendas que cuentan con sistemas eficientes de consumo y electrodomésticos de bajo consumo eléctrico.


Cómo calcular la potencia necesaria


Para decidir qué potencia necesitamos, es clave que conozcamos nuestro consumo y hábitos. A la hora de hacer el cálculo es importante tener en cuenta el factor de simultaneidad y apostar por electrodomésticos eficientes. Debemos recordar que un electrodoméstico A++ consume menos que uno con una valoración energética D o E.


Para poder calcular la potencia necesaria podemos hacerlo de las siguientes maneras:


- Contratar a un electricista autorizado para que realice un estudio en función de los electrodomésticos de la vivienda. Es cierto que deberemos abonar los honorarios del profesional, pero tendremos un cálculo real de lo que necesitamos.

- Usar una calculadora de potencia de las que ofrecen varias compañías eléctricas para calcular la potencia recomendada.

- Medir los kilovatios manualmente. Es la opción menos recomendable, ya que suele ser un proceso largo y tedioso y con un margen de error grande si no conocemos bien el consumo de nuestros electrodomésticos.


Desde octubre de 2018 podemos contratar el tramo de potencia eléctrica en múltiplos de 0,1kW siempre y cuando no supere los 15kW. Esto nos permite contratar la potencia que mejor se adapte a nuestras necesidades.


Realizar el cambio de potencia eléctrica contratada no es inmediato, suele tardar entre 15 y 20 días hábiles y tiene un coste diferente si queremos aumentar o reducir la potencia contratada. A la hora de solicitar el cambio es importante tener una factura a mano, ya que nos pedirán datos como el Código Universal de Punto de Suministro (CUPS) que aparecen ahí.

Decidir la potencia eléctrica contratada es una decisión que nos puede ayudar a ahorrar en las siguientes facturas de luz.


Proporcionamos un servicio integral en las áreas de Consultoría e Intermediación Inmobiliaria, Gestión de Patrimonios y Administración de Comunidades por toda Cataluña.