La UE apoya la rehabilitación y la construcción de viviendas como eje de la recuperación económica

La Unión Europea está dispuesta a que la construcción de viviendas y la rehabilitación de las ya construidas sean uno de los motores que impulsen la economía para una rápida recuperación de la zona euro.

Los responsables de la Comisión Europea consideran que en el caso del sector inmobiliario es muy importante la construcción de nuevas viviendas con consumo de energía prácticamente nulo y la rehabilitación del parque existente para adaptarlo a las necesidades de máxima eficiencia energética.

Parque obsoleto

Por ello, desde la UE se está elaborando un plan para la dotación de recursos económicos, tanto para el sector público como para el privado, que permita rebajar la factura energética y mejorar la eficiencia ecológica de las viviendas.

Los documentos sobre los que trabajan en Bruselas constatan la urgente necesidad de renovar un parque de viviendas obsoleto. El 75 % de las viviendas existentes en los países de la Unión fueron construidos antes de que se pusieran en marchas las primeras medidas para mejorar la eficiencia energética de las viviendas. El 80 % de ese parque inmobiliario se mantendrá habitado en 2050, fecha en que los países miembros de la Unión deberán haber alcanzado la neutralidad en emisiones contaminantes.

Dotación presupuestaria

La intención de la Unión es dotar a los planes de renovación del sector inmobiliario con una importantísima inyección de dinero.

Según los cálculos que se manejan en el seno de la Unión, la dotación para la llamada ‘renovación inmobiliaria’ podría alcanzar los 250.000 millones de euros anuales.

De ellos, alrededor de 50.000 millones de euros anuales deberían ser destinados a los proyectos de rehabilitación energética de las viviendas ya existentes, una contribución que le daría un impulso muy importante al sector de la construcción y que permitiría la creación de miles de puestos de trabajo.

Públicas y particulares

Las ayudas, sobre las que todavía no se han concretado la forma en que se concederían aunque es casi seguro que serían subvenciones a fondo perdido, irían destinadas tanto a entidades públicas, sobre todo ayuntamientos, como a particulares.

Desde la Comisión consideran que la adecuación del parque inmobiliario es inevitable, por lo que ahora se presenta la oportunidad de llevarla a cabo contribuyendo, además, a la salida de la situación económica que se ha generado en los países de la UE por la pandemia del coronavirus.

Ello permitiría, además, la creación de numerosos puestos de trabajo que no pueden ser deslocalizados. A eso hay que unir el impulso que supondría para la industria auxiliar de la construcción, desde los proveedores de materiales como los fabricantes de sistemas destinados a mejorar la eficiencia energética de los edificios, como placas solares, sistemas de aislamiento o sistemas de calefacción y aire acondicionado energéticamente eficientes.



GuinotPrunera 2020. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies