Cinco claves para el correcto mantenimiento del sistema de aire acondicionado

El calor veraniego impulsa a las personas a poner en marcha los aparatos de aire acondicionado en sus viviendas. Sin embargo, sin un buen mantenimiento se pueden generar problemas que afectarán a la eficiencia del aparato y a su consumo.

Para obtener el mayor rendimiento posible del sistema, evitar malos olores, permitir la circulación de un aire menos contaminado y ahorrar consumo energético, lo mejor es seguir una serie de consejos que ayudan a que el funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado sean lo más eficientes posible.

– Limpieza de filtros. Esto es imprescindible hacerlo cada año. Suele ser una operación sencilla ya que los filtros se ocultan justo debajo de la tapa frontal del split y se puede sacar con facilidad. Una vez extraídos, se comprueba su estado y, si es necesario, se sustituyen. Si no, basta con limpiarlos con un detergente suave, aunque a veces es suficiente con aspirarlos. Nunca usar detergentes fuertes, ni sustancias químicas.

-Mantenimiento de la unidad exterior. Hay que sacar la suciedad acumulada en las rejillas, que evita que el aire circule con normalidad y provoca la bajada de rendimiento del equipo. Se puede hacer con una simple brocha, aunque lo mejor es hacerlo con un compresor de aire. Bajo ningún concepto usar objetos punzantes, ya que se puede dañar el intercambiador, lo que dejaría escapar el gas del interior y habría que llamar a un técnico para solucionarlo.

– Circuito de refrigeración. Es el punto clave del sistema. Por ello, es obligado comprobar que no haya fugas en el sistema, ya que eso haría que el aparato no enfriara correctamente. Si se detecta que el sistema no funciona adecuadamente y se sospecha que puede ser por le existencia de alguna fuga, lo mejor es avisar a un técnico para que lo revise.

– Desinfectar el intercambiador. La mejor manera de evitar la acumulación de elementos contaminantes en el sistema es desinfectar el intercambiador. Para ello, pulverizar con una solución de agua y lejía al 10 %. No hay que preocuparse de más ya que el líquido desinfectante se eliminará por el mismo conducto por el que se extrae el agua que genera el sistema. Eso sí, hay que tener en cuenta que durante un tiempo el agua que salga estará mezclada con lejía, así que habrá que tener cuidado para qué se usa.

– Limpiar el desagüe. El agua que se genera en el split, producto del vapor de agua, es desalojada por medio de un tubo que hace las funciones de desagüe y conduce el líquido al exterior. Es importante evitar que en ese tubo de desagüe se acumule la suciedad, por lo que es conveniente mantenerlo limpio. Hay varios trucos para hacerlo (jeringuillas con agua, soplar), aunque ante cualquier duda lo mejor es acudir al servicio técnico.

¡Consulta más noticias sobre consejos y novedades aquí!



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies