Preocupa el aumento del alquiler de pisos turísticos ilegales en Gerona

El crecimiento del número de viviendas en alquiler turístico de carácter ilegal ha despertado las alarmas en el sector inmobiliario de Gerona. Este aumento se ha producido sobre todo durante la temporada de verano ya que ese tipo de alquiler se ha dirigido sobre todo a turistas de otros países, principalmente franceses, que tenían conocimiento de dichos alquileres a través de las redes sociales.

Responsables de las asociaciones que agrupan a los propietarios e inmobiliarias que se dedican al alquiler legal de viviendas turísticas aseguran que han podido comprobar cómo las ofertas de alquiler turístico ilegal se han propagado en las redes sociales, sobre todo en grupos cerrados de Facebook o por medio de mensajes en Whatsapp. De esta manera han logrado escapar del control de las administraciones y de los profesionales del sector, que encuentran enormes dificultades para perseguir este tipo de actuaciones ilegales. Hay que tener en cuenta que tras un primer contacto, cliente y arrendador continúan las negociaciones en privado, por lo que es prácticamente imposible conocer como concluyen dichas conversaciones.

El hecho de que la Agencia Tributaria obligue a las plataformas de alquiler de pisos turísticos, como Airbnb o Booking, a identificar a los propietarios de las viviendas que ponen en alquiler ha hecho que muchos de estos, que no disponen de licencia de alquiler de viviendas turísticas, se hayan decantado por ofrecer sus servicios en las redes sociales, un sistema mucho más difícil de controlar por las administraciones.

Este negocio ilegal ha acabado por afectar a los que alquilan dentro de la legalidad sus viviendas. Profesionales del sector consideran que el descenso en la ocupación ha sido de un 10 %  y ha afectado sobre todo a los turistas que llegan de Francia.

Para evitar que el fenómeno se propague y este tipo de negocio se vea afectado, los profesionales del sector consideran que las administraciones deben intensificar sus esfuerzos para acabar con la ilegalidad. Por ello piden que se aumente el número de inspectores que trabajan para detectar estas prácticas ilegales que acaban generando pérdidas a los que cumplen con las normativas existentes.

Igualmente exigen que se ponga en marcha un registro de las empresas que se dedican a gestionar dentro de la ley el alquiler de viviendas turísticas y que les faciliten las herramientas para poder luchar contra la competencia desleal.



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies