Menos de la mitad de los edificios de viviendas de Cataluña han pasado la ITV

La mayoría de los edificios de vivienda de Cataluña que por antigüedad están obligados todavía no han pasado la Inspección Técnica de Vivienda (ITV). Según un informe realizado por el Gremio de Constructores de Obras de Barcelona, tan solo el 35 % de los edificios que por ley deben superar ese trámite no lo han hecho. En toda la comunidad hay 170.000 edificios de viviendas que cumplen los requisitos para someterse a dicha evaluación, de los que tan solo 60.000 lo han hecho.

Incentivos

A tenor de estas cifras, los constructores piden a las administraciones que tomen medidas urgentes para incentivar la puesta en marcha de dichas inspecciones. Entre estas medidas creen que las más eficientes serán la de una financiación a largo plazo y a intereses asequibles para llevar a cabo la rehabilitación pertinente y la de ofrecer incentivos fiscales a las comunidades de propietarios que las lleven a cabo.

Propuestas

Por su parte, el Consejo Asesor de Infraestructuras ha hecho algunas propuestas para promover la rehabilitación de viviendas en Cataluña.

Entre dichas propuestas se encuentra la de poner en marcha planes de financiación, tanto desde las administraciones públicas como desde las entidades financieras privadas, a largo plazo para facilitar el acceso a los propietarios a la financiación necesaria para llevar a cabo las obras.

Además, piden que las administraciones adopten una serie de medidas fiscales de manera que no se penalice fiscalmente al solicitante de un crédito para este fin.

Ventajas

El sistema ofrece, según sus promotores, numerosas ventajas. Además de contribuir a la mejora de la eficiencia energética de los edificios, y consecuentemente al ahorro de energía, implicaría la contratación de mano de obra cualificada para llevar a cabo dichas rehabilitaciones, que contribuiría a reducir la tasa de paro y a frenar la desaceleración de la economía.

Obligatoria

La ITV es obligatoria en Cataluña desde 2010, cuando la Generalitat elaboró una normativa que obliga a todos los edificios con más de 45 años a someterse a una inspección para detectar posibles deficiencias estructurales y evitar que se produzcan accidentes.

Además, la rehabilitación contribuyen a mejorar la eficiencia energética de los edificios, mejorando la calidad de vida de sus habitantes.



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies