Los vecinos podrán vetar la presencia de pisos turísticos en su edificio

La proliferación de pisos turísticos, sobre todo en las grandes zonas urbanas, ha obligado a las administraciones a tomar cartas en el asunto. Pero el Gobierno pretende que sean los propios vecinos los que se conviertan en el primer cortafuegos.

Así, desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se ha propuesto poner en marcha una iniciativa que permita a los propios vecinos ¡vetar o permitir la existencia de este tipo de negocio en su edificio.

Aunque esta medida no tendrá efectos retroactivos, por lo que los vecinos no podrán negarse a que los pisos turísticos legalmente establecidos antes de la entrada en vigor de la norma continúen con su actividad, permitirá a los propietarios decidir si se permite la instalación de nuevos pisos turísticos.

La intención de las administraciones se apoya en la idea de que la mayoría de los vecinos no quieren pisos turísticos en su edificio. La presencia constante de personas desconocidas, con hábitos muy diferentes a los de los vecinos, que al estar de vacaciones pueden resultar molestos para el descanso de los habitantes habituales es, sin duda, un buen aliado para que sean los propios vecinos los que decidan si dan permiso para la instalación de pisos turísticos en su comunidad.

Además, el Gobierno también está estudiando la posibilidad de rebajar el porcentaje necesario para vetar la presencia de pisos turísticos. Si hasta ahora para adoptar este tipo de decisiones es necesaria la unanimidad, lo que frustraría cualquier efecto de la nueva normativa ya que el interés del propietario del piso turístico no permitiría el veto, el Gobierno podría optar por permitir que fuera la mayoría absoluta (la mitad más uno) la que permitiera adoptar esa decisión. Bastaría para ello un cambio en la Ley de Propiedad Horizontal.

Teniendo en cuenta que la competencia en este campo es de los gobiernos autonómicos y de los municipales, el Gobierno pretende que ambas administraciones tengan el peso que les corresponde en este tipo de decisiones, por lo que se podrían modificar la Ley de Arrendamiento Urbanos.

Para controlar el número de pisos turísticos, el Gobierno quiere crear un registro estatal único para dar mayor seguridad jurídica tanto a la persona que alquila como al propietario. Este registro permitiría conocer en tiempo real cuántas personas hay en una vivienda y serviría como instrumento de control para el Ministerio de Hacienda.

Todas las notícias de interés inmobiliario aquí



GuinotPrunera 2018. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies