Llegan los barrios inteligentes para resolver los problemas de vivienda

El uso de la inteligencia artificial ha llegado al sector inmobiliario. Los problemas de vivienda que se producen en las grandes urbes ha provocado que se estén poniendo en marcha decenas de proyectos destinados a encontrar una solución.

Algunos de estos proyectos ya se han puesto en marcha y tienen como prioridad el aprovechamiento al máximo de aquellas zonas urbanas que todavía no están urbanizadas o de aquellas que se modificarán en el futuro. El objetivo es que llevar a cabo el crecimiento sostenible de las ciudades, dotándolas de los elementos necesarios para potenciar su eficiencia energética  y humanizar sus espacios.

Eficiencia máxima

La empresa SideWalks Labs, una división de Alphabet, la matriz de Google, ha puesto en marcha un proyecto de barrio inteligente. Su banco de pruebas es la ciudad de Toronto, en Canadá. En la zona costera de la ciudad se va a urbanizar un barrio en el que el gasto energético será ínfimo.

Los edificios, algunos de los cuales tendrán 30 plantas de altura, estarán dotados de todos los elementos necesarios para asegurar una eficiencia energética máxima. Para ello se aprovechará la energía geotérmica y solar para reducir al mínimo su huella medioambiental.

Inteligencia artificial

También se aprovecharán todos los elementos de la inteligencia artificial que permitirá un uso sostenible de la energía. Todos los edificios estarán completamente automatizados para controlar los flujos de energéticos y reducir las emisiones contaminantes a cero.

Los edificios serán construidos con un armazón de madera, tan resistente como el hierro o el acero usado en la construcción y mucho más ecológico. La madera será sometida a un tratamiento especial que la convertirá en ignífuga.

Futurista

El proyecto incluye viviendas, comercios y oficinas y contará con sensores que, entre otras cosas, controlarán el consumo de agua y electricidad, quién entra o sale del complejo, o el número de plazas de aparcamientos disponibles.

Por el interior solo se podrá circular en bicicleta o coche eléctrico y unos robots serán los encargados de recoger la compra o de tirar la basura.



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies