Las viviendas del futuro, más pequeñas y de alquiler

La sociedad está experimentando una serie de importantes cambios que están empezando a modificar la tipología de las viviendas que son precisas para cubrir las necesidades de la población. Cambios que van desde la demografía, las dificultades de los jóvenes para la emancipación, los cambios en las unidades familiares, y que influyen de manera decisiva en el sector de la vivienda.

Entre los cambios demográficos destaca el envejecimiento de la población. Por un lado, esto afecta al futuro del sector de la vivienda ya que difícilmente son personas que volverán a entrar en el mercado de la compraventa. Y, por otro lado, son personas que en el caso de búsqueda de vivienda, será mayoritariamente de alquiler y de pequeño tamaño.

Por otro lado, los cambios más importantes se han producido en la tipología de las unidades familiares. Hasta hace apenas 10 años, el número de componentes de una unidad familiar era, de media, de 3 personas. Sin embargo, este ratio se situará en los próximos años en el 2,4 %, debido sobre todo al aumento de las unidades unifamiliares. Según Tinsa, este cambio se producirá paulatinamente hasta el 2033.

Esto provoca cambios en la tipología de la vivienda que se necesitará en el medio plazo. Las necesidades de vivienda de una unidad familiar unipersonal son muy diferentes, sobre todo en lo que a tamaño de la vivienda se refiere. Por eso, los expertos consideran que en los próximos años la demanda de viviendas de pequeño tamaño crecerá de manera importante.

A esto hay que unir la situación económica. Bajos sueldos y precariedad laboral dificultan el acceso de los jóvenes a la vivienda, sobre todo al de compraventa. Y los que se independizan y buscan vivienda se decantan por las de pequeño tamaño y alquiler asequible.

Además, los cambios en la sociedad y la situación económica han provocado que los jóvenes cada vez retrasen más la edad en la que se deciden a formar una familia, por lo que también se retrasa la edad en la que se lanzan a la compra de un piso o al alquiler de una vivienda de las dimensiones necesarias para acoger una unidad familiar formada por padres e hijos.

Otro factor que tiene su influencia en el mercado de la vivienda es el aumento en el número de separaciones entre las parejas, que conlleva que sean muchas las personas que pasan a vivir solas que vuelven al mercado inmobiliario buscando viviendas de alquiler y de pequeñas dimensiones.

Según el Observatorio de la vivienda del ministerio de Fomento, ya se ha producido un aumento en el alquiler de viviendas de menor tamaño, que superan ampliamente el porcentaje del 25 % de las viviendas de alquiler. Y también está aumentado el porcentaje de personas que optan por el mercado del alquiler en lugar de convertirse en propietarios, aunque España todavía está lejos de los porcentajes que se dan en algunos de los países de nuestro entorno.



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies