La Generalitat concede créditos para fomentar la rehabilitación de edificios

La Generalitat de Cataluña está dispuesta a dar un impulso a la rehabilitación de los edificios de viviendas. Para ello, ha puesto en marcha un servicio de concesión de créditos a todas aquellas comunidades de vecinos que quieran llevar a cabo obras de mejora en sus edificios.

A partir del enero del 2020, el gobierno catalán pondrá a disposición de las comunidades de vecinos créditos por un total de 100 millones de euros. Será a través del Institut Català de Finances (ICF) y de la Agència de l’Habitatge de Catalunya  que se concederán dichos préstamos, que tendrán un tipo de interés del 2 % y un plazo de amortización de 15 años.

Máximos y mínimos

Los créditos a los que podrán acogerse los interesados serán de un mínimo de 30.000 euros y de un máximo de 20.000 euros por vivienda. Tendrán derecho a acogerse a esta iniciativa aquellas comunidades que no estén catalogadas como morosas, es decir, que puedan acreditar una morosidad inferior al 5 % en el mismo año, aunque en algunos casos excepcionales se permitirá una morosidad de hasta el 8 %.

Dentro de este proyecto está prevista una línea de financiación especial para aquellas comunidades de propietarios con menor capacidad económica y que puedan ser consideradas como más vulnerables.

Rehabilitación energética

La concesión de estos créditos está prevista para tres líneas de actuación principales. En primer lugar, la rehabilitación destinada a mejorar las condiciones de seguridad de los edificios y solucionar aquellos que puedan afectar a su estabilidad. En segundo lugar, aquellas que estén destinadas a mejorar la eficiencia energética del edificio y de las viviendas. Y, en tercer lugar, aquellas que estén destinadas a eliminar las barreras arquitectónicas.

Ayudas para la ITE

Una de las razones que ha motivado la puesta en marcha de este proyecto es ayudar a las comunidades de propietarios a que puedan llevar a cabo la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y que los propietarios de los mismos que no tengan capacidad económica para asumir las derramas reciban una ayuda.

En el supuesto de que la ayuda sea concedida, el dinero no se podrá percibir hasta que la obra se haya concluido, por lo que los propietarios deberán avanzar el dinero. Además, tendrán que empezar las obras en un plazo de ocho meses y acabarlas antes de dos años.



GuinotPrunera 2020. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies