La construcción de viviendas remonta y crece un 9 % durante 2019

El sector de la construcción de viviendas ha entrado en una fase de recuperación en este 2019. Las cifras indican que la vivienda de obra nueva ha entrado en una fase de crecimiento impulsada por algunos factores que empiezan a ser valorados muy positivamente por los interesados en la adquisición de una vivienda.

Las cifras hechas públicas por el Ministerio de Fomento señalan que los visados para la construcción de nuevas viviendas han sido casi un 9 % más que en el año anterior, pasando, de 75.229 en los nueve primeros meses del año 2018 a  los 81.957 durante el mismo periodo del presente ejercicio.

Obstáculos

Pese a esta mejora, los obstáculos que encuentran los promotores para poner en marcha nuevas construcciones continúan siendo, según señalan desde el sector, muy elevadas.

Desde la falta de suelo urbanizable, sobre todo en los grandes centros urbanos, hasta la excesiva burocracia administrativa a la que deben enfrentarse, son factores que contribuyen a la ralentización en la concesión de los permisos necesarios antes del inicio de la obra.

Tampoco ayudan algunas políticas municipales que han contribuido a retraer el interés de los promotores en poner en marcha algunos proyectos sobre los que estaban trabajando.

Mayor demanda

Pese a ello, la mayor demanda de vivienda que se ha venido experimentando en los grandes centros urbanos y sus áreas metropolitanas ha contribuido a la puesta en marcha de algunos proyectos de construcción de viviendas.

La cada vez más limitada oferta de viviendas de segunda mano, mercado que ha sido el de mayor actividad en los últimos años, ha provocado que el mercado de viviendas nuevas haya experimentado un sensible crecimiento en los últimos meses debido a la necesidad de mantener la oferta ante la creciente demanda.

Domótica

A esto se une la mayor concienciación de la población respecto a asuntos como el ahorro energético y el medioambiente.

Por ello, son muchos los compradores que buscan viviendas en las que la implantación de sistemas domóticos que contribuyen a un menor consumo energético ya sea un hecho. Y esto se da con mucha mayor facilidad en las viviendas de nueva construcción, que además se adaptan a las nuevas normativas sobre eficiencia energética.

La mayor dificultad de instalar determinados sistemas domóticos en viviendas ya construidas y de adecuarlas a los parámetros de ahorro y eficiencia energética ha hecho que muchas personas interesadas en adquirir una vivienda se decanten por las de nueva construcción ya dotadas con los sistemas adecuados sobre seguridad y eficiencia energética.



GuinotPrunera 2020. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies