La accesibilidad a los edificios en España necesita una mejora

El parque inmobiliario español está muy lejos de estar adaptado a las necesidades de las personas con movilidad reducida. Y eso ocurre tanto si nos referimos a la accesibilidad a los edificios como a las facilidades de movilidad en el interior de los mismos.

Según un estudio elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios, conjuntamente con la cátedra Unesco de Vivienda de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, tan solo el 0,6 % de los edificios españoles cumple con los criterios de accesibilidad establecidos por la Unión Europea y que deberían haber sido implementados en España antes del pasado mes de diciembre.

Traducido en cifras, esto quiere decir que los casi cuatro millones de españoles que sufren problemas de movilidad por alguna discapacidad no pueden acceder sin ayuda a la gran mayoría de los edificios que forman parte del parque inmobiliario español. En este grupo están contempladas todas aquellas personas que tienen dificultades físicas, problemas de visión u otras discapacidades de tipo auditivo a psíquico.

El estudio concluye que el 63% de los edificios tienen escaleras para el acceso de entrada, solo el 28 % tienen una rampa para personas que van en silla de ruedas. Además, en muchos edificios esas puertas o son demasiado pesadas o demasiado estrechas.

Existen otras anomalías que parecen impensables en pleno siglo XXI. El 14 % de los edificios no tienen portero automático. Los que lo tiene, en el 68 % de los casos es difícilmente accesible para una persona que va en silla de ruedas. Eso sin contar con que el 22 % de los edificios no tiene ascensor, o que las plazas de parking no son adecuadas para personas con problemas de movilidad, o que el acceso a zonas comunes como jardines o piscinas tampoco está adaptado.

Una de las razones argumentadas por los expertos para explicar todas estas deficiencias es que la mayor parte del parque inmobiliario español es muy antiguo. Más del 55 % es anterior a 1980, y en muchos casos el coste de las modificaciones es demasiado elevado para que los vecinos puedan hacer frente a él.

Las soluciones pasan por llevar a cabo rehabilitaciones subvencionadas por las administraciones y porque los promotores de viviendas de nueva construcción se adecúen a la normativa sobre que la accesibilidad a los edificios ya está vigente en nuestro país.

⇒ Más notícias sobre actualidad inmobiliaria, aquí 



GuinotPrunera 2018. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies