El Banco de España, contrario a limitar el precio de los alquileres

El Banco de España ha emitido un informe en el que se muestra contrario a que las administraciones limiten el precio del alquiler. Los expertos del banco advierten de que los intentos que se han hecho en otros países a este respecto no han logrado los efectos deseados, sino más bien al contrario.

Entre los efectos producidos por este tipo de medidas en otros países, el Banco de España destaca que han contribuido a reducir la oferta, lo que ha provocado que muchos inmuebles que antes estaban en el mercado hayan sido retirados por sus propietarios. Como consecuencia, muchos de ellos han experimentado un deterioro importante, lo que dificultará su regreso al mercado del alquiler.

Por contra, la entidad bancaria apuesta por promulgar una nueva legislación que contribuya a mejorar la seguridad jurídica de los propietarios de los inmuebles. En el Informe Anual presentado por el BdE se constata que una de las razones que permite que las viviendas regresen al mercado del alquiler es que los propietarios de las mismas encuentren los incentivos adecuados para ello.

En este informe también hace un repaso de la situación del mercado del alquiler. La entidad constata que los precios de las viviendas en alquiler han experimentado un aumento pronunciado hasta alcanzar niveles que se sitúan por encima de los observados en el ciclo expansivo anterior.

Desde la Dirección General de Economía y Estadística de la entidad se apunta a que este aumento ha estado motivado sobre todo por la escasa oferta, por lo que pide a las administraciones que tomen las medidas necesarias para que esta crezca.

Esto también se explica por razones económicas que han condicionado las posibilidades de acceso a la vivienda. Se argumenta en el informe que la excesiva rotación laboral y las tasas de desempleo, que han afectado mucho a los colectivos más jóvenes, han influido en la compra de vivienda. Como resultado, la mayoría de ellos se han decantado por el mercado del alquiler. El aumento de la demanda no ha sido acompañado por el de la oferta, con el consiguiente aumento de los precios.

Por eso, desde la entidad se aboga por la puesta en marcha de políticas que contribuyan a un crecimiento del número de viviendas en alquiler para nivelar la balanza y logar que los precios se estabilicen.

Respecto al mercado de la compraventa, el Banco de España certifica el aumento de las operaciones durante 2018, sobre todo las de vivienda usada. Sin embargo, también reconoce un aumento del mercado de la vivienda de obra nueva motivado por la disminución del número de viviendas sin vender.

El informe también constata las diferencias en la evolución del mercado de la vivienda dependiendo de las zonas en las que se analiza. La recuperación ha sido positiva en las grandes ciudades y en las zonas turísticas, pero no tan rápida y positiva en las zonas de interior.

¡Consulta más noticias sobre el sector inmobiliario aquí!



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies