Barcelona y Madrid, entre las mejores smart cities del mundo

El concepto de smart city está ganando cada día más apoyos y generando más simpatía entre los ciudadanos por el hecho de asociarse a otros como la eficiencia energética, la innovación tecnológica, la salud y la educación, la seguridad o la existencia de zonas verdes.

Bajo estas premisas, el IMD World Competitiveness Center’s Smart City Observatory, una escuela de negocios suiza, ha elaborado, en colaboración con la Singapore University of Technology and Design, un ranking de las mejores ciudades inteligentes del mundo.

Cuatro españolas

De acuerdo con este ranking, en el que se han analizado 102 ciudades del mundo, cuatro ciudades españolas se encuentran entre las 50 mejores smarts cities del mundo. Bilbao ocupa el noveno puesto, Madrid el vigesimoprimero, Barcelona, el cuadragésimo octavo, y Zaragoza, el cuadragésimo noveno.

Los diez primeros puestos los ocupan Singapur, Zúrich (Suiza), Oslo (Noruega), Ginebra (Suiza), Copenhague (Dinamarca), Auckland (Nueva Zelanda), Taipei (Taiwán), Helsinki (Finlandia), Bilbao (España) y Düsseldorf (Alemania).

Para elaborar esta lista, el Barcelonaha realizado encuestas entre los habitantes de las ciudades en las que se les ha preguntado sobre cuestiones como educación, sanidad, movilidad, ecología, oportunidades, etc.

Aspectos destacados

En las cuatro ciudades españolas incluidas en esta lista sus habitantes destacan aspectos positivos como el saneamiento básico, el transporte público o las zonas verdes.

Los habitantes de Barcelona y Madrid destacan como aspectos que deben ser prioritarios la vivienda, el desempleo, la contaminación, la seguridad. En Barcelona están satisfechos con la limpieza, el reciclaje, las actividades culturales, la educación y las zonas verdes. Y en Madrid, también los están con el transporte, el reciclaje y la cultura.

Por su parte, el Bilbao consideran prioritario el empleo, la vivienda, la seguridad y la participación ciudadana, mientras que en Zaragoza aspiran a que mejore el empleo, la vivienda digna, la educación y la seguridad.

Nuevas tecnologías

Los ciudadanos también coinciden en la necesidad del uso de las nuevas tecnologías para mejorar la vida cotidiana de las personas y aumentar la eficiencia energética de las ciudades. Un uso que no solo debe limitarse a la vida privada de las personas sino que debe implementarse en los espacios públicos.

Entre los aspectos que se plantearon a los encuestados se encuentran su uso para mejorar el tráfico, la seguridad y el acceso a la información en las administraciones para aumentar la confianza de los ciudadanos respecto a los poderes públicos.



GuinotPrunera 2020. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies