Barcelona es la 8a capital de provincia con el IBI más caro y Girona ocupa el puesto 47

La ciudad de Barcelona está situada en el top 10 de las capitales de provincia españolas con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más caro. Curiosamente, la ciudad condal es la tercera de las cuatro capitales catalanas, ya que tanto Tarragona, que ocupa el segundo lugar del ranking nacional, y Lleida , el tercero, la superan. Por su parte, Girona, con una cuota tipo de 58,57 euros, está situada en el puesto 47 de las 52 capitales de provincias españolas. La cuota media de Barcelona según este ranking es de 116,57 euros.

Según este Ranking Tributario de 2017, elaborado por la Agencia Tributaria de la Comunidad Autónoma de Madrid, los primeros puestos están copados por capitales de provincia de pequeño tamaño, ya que la primera es Soria, que tiene una cuota tipo de 152,46 euros, seguida de Tarragona (148,43 euros), Lleida (139,01), Melilla (132,02) y Ciudad Real (132).

El ranking se elabora partiendo de un mismo valor catastral para todas las ciudades, y aplicando después las actualizaciones del IBI que se han llevado a cabo en cada una de ellas desde 1990, por lo que es un ranking comparativo que no establece cual es la cantidad exacta que se paga actualmente en cada ciudad, aunque el orden que queda establecido refleja con bastante exactitud la situación real.

De este listado se extrae que de las grandes ciudades, Barcelona es la que está más cerca de los puestos de cabeza, mientras que Madrid está en el decimosexto lugar, el segundo si se hace referencia a las capitales más pobladas, con una cuota de 100,79 euros, Sevilla, el vigésimo (97,34 euros) y Valencia, el vigesimosegundo (94,97).

Hay que tener en cuenta que el gobierno central publicó a finales del pasado año unos nuevos coeficientes con los que los ayuntamientos podían solicitar una actualización del catastro y, por lo tanto, les dio la posibilidad de ajustar los porcentajes aplicables para fijar el valor catastral de la viviendas y, consecuentemente, el IBI.

Y una vez realizada esta revisión, en algunas localidades, sobre todo aquellas que realizaron una revisión al alza durante los años de la burbuja inmobiliaria, la tendencia será a la baja, ya que actualmente muchas viviendas han perdido parte de su valor respecto a aquellos años. Así, por ejemplo, mientras en Girona y Molins de Rei este impuesto ha experimentado una sensible bajada, en Sant Feliu de Llobregat se ha mantenido estable.



GuinotPrunera 2017. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal