Ventajas del uso del sistema de bomba de calor en una vivienda

Mantener una vivienda fresca en verano y caliente en invierno puede convertirse en una complicación o no dependiendo del sistema elegido para cada época del año. La posibilidad de tener en un solo aparato el sistema de calefacción y de refrigeración es una de las mejores soluciones que existen en el mercado.

Los aparatos de aire acondicionado dotados de bomba de calor ofrecen numerosas ventajas tanto por la facilidad de uso como por la eficiencia del sistema utilizado, aunque uno de sus inconvenientes es que necesitan dos unidades, una interior y otras exterior, para su funcionamiento..

Una de sus ventajas es que no necesitan ningún tipo de cambio para pasar de enfriar una vivienda a calentarla, es decir, que son equipos reversibles. Solo hay que decidir qué temperatura queremos para la vivienda y programarla para que el sistema se encargue de todo lo demás.

Además, los aparatos aprovechan el sistema conocido como aerotermia para introducir el aire caliente en una vivienda a un coste energético mucho menor que otros sistemas. Incluso a muy bajas temperaturas, el sistema es capaz de coger el calor del aire exterior y calentarlo de una manera más barata y eficiente que la que se necesita para el funcionamiento de otros sistemas de calefacción como la de los aparatos eléctricos de resistencia.

Otra de sus ventajas es el denominado sistema inverter, que contribuye a reducir hasta un 30% el gasto energético necesario para calentar una vivienda. Los modelos de aparatos de bomba de calor que disponen de este sistema son mucho más eficientes que otro sistemas calefactores. Si, además, cuentan con el denominado detector de personas, que hace que dejen de funcionar automáticamente cuando no detectan la presencia de personas en la estancia, la reducción del consumo energético es considerable.

Evidentemente, ese descenso en el consumo eléctrico implica, además, un rebaja en la emisiones de gases contaminantes. Aunque este tipo de aparatos no producen directamente gases que contribuyen al efecto invernadero, necesitan energía eléctrica para funcionar, la eficiencia del sistema que utilizan ayuda a preservar el medio ambiente.

Otra de sus ventajas es que el aire que generan es limpio y de calidad ya que usan filtros especiales que eliminan las diminutas partículas en suspensión que hay en el aire, además de reducir las bacterias, virus y microbios. Su mantenimiento es muy sencillo y, normalmente, es suficiente con hacerlo una par de veces al año.



GuinotPrunera 2017. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal