Consejos para evitar los robos en casa durante las vacaciones

Cuando llega el periodo de vacaciones hay dos tipos de personas que esperan el momento con cierta ansiedad: los que se van… y algunos que se quedan. Concretamente aquellos que esperan ver las viviendas vacías para entrar en ellas y apropiarse de lo ajeno.

Las estadísticas demuestran que es precisamente durante las vacaciones cuando aumentan los robos en las viviendas y siempre se recomienda tomar todas las medidas de precaución para evitar que eso suceda. Algunos de estos consejos parecen simples obviedades, pero no está de más recordarlos, ya que cualquier olvido o despiste puede acabar en disgusto.

1. Recordatorios difíciles de olvidar

El primero de ellos es, sin duda, uno de los más evidentes pero no por ello menos importante: acordarse siempre de cerrar la puerta con llave. Las prisas son malas consejeras y no será la primera personas que sale de casa precipitadamente y se olvida de cerrarla adecuadamente.

robos de vacaciones

También hay que asegurarse que todos los accesos al exterior, ventanas, puertas de galerías y patios interiores, quedan perfectamente cerradas. Si es necesario, se pueden poner topes en el interior para evitar que se pueden abrir desde fuera.

2. Medidas un poco más sofisticadas

Tampoco está de más acudir a temporizadores que permitan que las luces se encienda y se apaguen a determinadas horas para dar la sensación de que la casa está habitada. Pero en este caso no es conveniente que todos los días se enciendan y apaguen la misma hora. Los ladrones pueden establecer sistemas de vigilancia y descubrir el truco.

Si se tiene alarma, no olvidar de conectarla y, además, que se vea en un lugar visible que la vivienda tiene una sistema de alarma. Un simple aviso puede disuadir a los ladrones, que buscarán una vivienda con menos seguridad.

3. Consejos recomendables

Dejar las llaves a un vecino de confianza. Que recoja el correo, riegue las plantas, abra las ventanas… que su presencia sirva para aparentar que hay gente en casa.

Si se dejan objetos de valor, como ordenadores o joyas, hacerles una foto, apuntar su número de serie para facilitar su identificación en caso de robo. Si es posible, ocultarlos en los lugares más insospechados para dificultar su localización.

Evitar dar publicidad a los días que vamos a estar fuera. No es necesario que todo el mundo lo sepa. Ya se contará a la vuelta la experiencia. Y, por supuesto, no proclamarlo a los cuatro vientos en las redes sociales, ni colgar fotos mientras se está lejos de casa. Ya habrá tiempo de hacerlo a la vuelta. Los ladrones saben usar las últimas tecnologías como el que más.

Si se tiene teléfono fijo, no dejar un mensaje en el contestador avisando de que se está fuera de vacaciones. Y también es mejor bajarle el volumen del timbre.

También te puede interesar:



GuinotPrunera 2018. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies