Ola de frío: 12 Consejos para superarla

Se pasa de temperaturas suaves y agradables, para la época del año de la que se trata, a ola de frío polar con temperaturas gélidas acompañadas de fuertes rachas de viento que pueden hacer que el frío se cuele en una vivienda si no está suficientemente preparada. Son las consecuencias del cambio climático cada vez más evidente.

Por eso, ofrecemos una serie de propuestas para superar de la mejor manera posible este tipo de olas de frío, siempre teniendo en cuenta que la situación geográfica de la vivienda y su orientación puede implicar la adopción de medidas más o menos estrictas.

1. La calefacción, a 20 grados

Esa es la temperatura recomendada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. Es una temperatura de confort que no supone un gran choque térmico con el exterior y permite ahorrar dinero. Hay que tener en cuenta que durante una ola de frío, cada grado que se sube el termostato el gasto aumenta un 7%.

2. Termostatos programables

Lo mejor es programar la calefacción para que mantenga la temperatura de la casa entre 15 y 17 grados mientras no haya nadie en ella. Y luego, establecer que se ponga en marcha un tiempo antes de la llegada prevista. Así se puede ahorrar entre un 8% y un 13%.

calefacción

3. Mejorar el aislante

Sobre todo si la ola de frío viene acompañado de viento, cualquier rendija permitirá su entrada en la vivienda. Lo mejor es colocar ventanas térmicamente aislantes, pero si no es posible, procurar usar burletes, tanto en ventanas como en puertas, y tapar las posibles grietas con masilla o silicona.

4. Bajas persianas

Mientras haya sol, mantener las persianas levantadas para permitir que el calor entre en la vivienda. Pero en cuanto se oculte, bajarlas para aumentar el efecto aislante y evitar que el calor se escape con mayor facilidad.

5. Aprovechar el calor

Si se usa el horno, el lavavajillas o la ducha, permitir que el calor generado por los electrodomésticos o el vapor de agua se extienda a otras estancias. Puede parecer que no tiene  ningún efecto, pero el aire caliente que se genera ayuda a hacer la vivienda más confortable.

6. Tomar algo caliente

Si se quiere beber algo, puede ser algo caliente. Un vaso de leche, un café o una infusión ayudan a mantener el cuerpo caliente y a rebajar la sensación de frío, por lo que no habrá que subir la temperatura de la calefacción.

7. Alfombras y cortinas gruesas

Ambas actúan como aislantes. Las primeras en el suelo, además de añadir color ayudan a mantener el calor y a hacer más confortable una sala. Las cortinas gruesas contribuyen al efecto aislante impidiendo que el calor interior se filtre con facilidad al exterior.

8. Bolsa de agua caliente

Es un buen remedio para estar en el sofá o para meterse en la cama. Tienen a ventaja de que aguantan el calor durante bastante tiempo.

ola de frío

9. No tapar las fuentes de calor

Cubrir los radiadores o ponerles muebles delante es negativo durante una ola de frío. Impide que el calor se distribuya de forma conveniente, por lo que hay que subir la temperatura para alcanzar un estado de confort.

10. Usar ropa de abrigo

Estar en casa no significa ir en manga corta. La ropa de abrigo también puede ser cómoda y ayuda a mantener el calor corporal sin necesidad de elevar en exceso la temperatura de la calefacción. Usar calcetines gruesos, jerseys de lana y zapatillas de invierno son formas baratas de ahorrar en calefacción. También es una buena idea cubrirse con una buena manta para estirarse en el sofá.

11. Cerrar habitaciones

Todas aquellas habitaciones que no se usen es mejor mantenerlas cerradas. De esta manera se pueden concentrar las fuentes de calor en las estancias que se utilicen durante la ola de frío.

12. Recurrir a pequeños trucos

Usar espejos para dirigir la luz del sol hacia los lugares más fríos y oscuros de la casa o colocar papel de aluminio en la parte trasera de los radiadores son algunos pequeños trucos que pueden ayudar a aumentar el calor dentro de la vivienda.

Además, siempre es conveniente mantener en perfecto estado todos los aparatos que produzcan calor, como la caldera, los radiadores o las bombas de calor. Asegurarás que su eficiencia sea la correcta y den el calor suficiente sin aumentar el gasto.

⇒ Consulta más consejos para aumentar el confort en tu hogar ⇐



GuinotPrunera 2018. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal