Los mejores trucos para mantener la cocina desinfectada y libre de malos olores

Mantener la cocina limpia, desinfectada y libre de malos olores no es una tareas tan difícil de conseguir… si se conocen los trucos imprescindibles. Para ello es suficiente con tener algunas rutinas y pequeños gestos que harán que esa tarea, en principio ardua y complicada, pase a ser relativamente sencilla.

Si, además, se logra hacerlo con productos ecológicos, las ventajas serán todavía mayores.

Aquí ofrecemos algunos trucos y consejos para conseguir una desinfección y un ambiente con buenos olores en la cocina:

– Limpiar con productos ecológicos

La naturaleza ofrece una serie de productos que ayudan en la limpiezas sin los malos olores ni los riesgos de los productos químicos. Son, por ejemplo, el bicarbonato sódico, el vinagre o el jabón casero de sosa. Usados convenientemente, ayudan a mantener la cocina limpia y desinfectada.

– Hierbas naturales

Su uso permite eliminar los malos olores, procedentes, por ejemplo, de la basura o las tuberías, y sustituirlos por aromas atractivos. Plantas como el tomillo, el romero, la albahaca o la hierbabuena son muy recomendables. Y su cultivo y cuidado no exige demasiado esfuerzo.

– Alimentos aromatizantes

Algunas mezclas de alimentos de fácil adquisición permiten aromatizar el ambiente de manera efectiva. Granos de café, naranjas o manzanas disecadas cortadas en láminas, o las mismas pieles de los cítricos contribuyen a mejorar los olores. Un truco infalible es mezclar agua con limones, romero, menta y alguna esencia, como la vainilla, y hacerla hervir para lograr un aroma exprés.

– Desinfectantes caseros.

Hay decenas de productos naturales que pueden ayudar a desinfectar cualquier rincón de la cocina. Por ejemplo, para la encimera o los azulejos se puede recurrir al alcohol de uso doméstico mezclado con agua y aceite esencial de limón; o bicarbonato, agua caliente y aceite esencial del árbol del té, o de rosa, o de pino; o cristales de soda, vinagre blanco, jabón negro y aceite esencial mezclados con agua caliente, etc.

– Tuberías sin malos olores.

Los desagües suelen acumular suciedad humedad que se transforma en malos olores que pueden ascender hasta la cocina. La limpieza es complicada, pero hay un producto infalible: el vinagre blanco. A su poder desodorizador se une su gran capacidad de desinfección, además de que también ayuda a eliminar la cal incrustada. Hay que tener cuidado ya puede puede resultar corrosivo, como el limón, para algunos materiales, pero su uso es muy recomendable.

A la hora de usar estos productos naturales como desinfectantes, solo hay que tener en cuenta los porcentajes de cada uno que debe ir en la mezcla. Para ello, lo mejor es consultar las fuentes de información especializadas. Los productos básicos son el vinagre, el limón, el bicarbonato sódico, el agua oxigenada, además de los aceites esenciales de diversos procedencia, sobre todo el árbol del té.

Si quieres más consejos y novedades, visita nuestro blog aquí!



GuinotPrunera 2019. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies