Estos son los cambios en las tarifas eléctricas que afectarán a todos los hogares en 2020

La factura de la luz de la mayoría de los hogares españoles va a cambiar en este 2020. La propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia  (CNMV) para el nuevo sistema de fijación de precios de la tarifa regulada establece unos nuevos criterios que afectan directamente al consumo y que van a obligar a cambiar muchos hábitos ligados a la energía eléctrica en los hogares.

Importantes novedades

Aunque las nuevas tarifas no entrarán en vigor hasta dentro de un tiempo y lo harán de manera paulatina, conforme los contadores se vayan adaptando, hay varias novedades importantes. Un detalle a tener en cuenta: estos cambios afectan a aquellos consumidores que tengan la tarifa denominada Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), cuyo precio está regulado por el Gobierno. No se ven afectados los usuarios que estén acogidos al sistema de tarifa plana.

El cambio más importante afecta a los horarios del consumo, que a partir de la entrada en vigor de este nuevo sistema será por discriminación horaria obligada para todos los consumidores con contrato PVPC (desaparece la discriminación horaria actual).

Periodos de facturación

Se establecen tres periodos de facturación:

Valle: de las 00.00 a las 08.00, en los días laborales, y los fines de semana y festivos nacionales de fecha fija (por ejemplo, 25 de diciembre, sí; Viernes Santo, que cada año cambia de fecha, no).
Intermedio: Días laborables, de 08.00 a 10.00, de 14.00 a 18.00 y de 22.00 a 24.00. El precio puede llegar a ser un 20 % más caro que en la tarifa barata.
Punta: De 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 22.00. El coste puede ser de un 50 % más elevado que el del periodo valle.

Otra novedad es que todas las tarifas actuales de acceso 2.0 (potencia contratada menor de 10 kW) y 2.1 (de menos de 15 kW), pasan a denominarse 2.0 TD.

Un cambio sustancial es que a partir de la entrada en vigor de la nueva tarificación cualquier usuario podrá acogerse a dos potencias contratadas. Una será para las horas más caras y otra para las más baratas. De esta forma, no solo se puede ahorrar en el consumo, también en la cuota de la potencia.

Cambio de hábitos

Esta nueva tarificación horaria va a provocar el cambio de algunos de los hábitos de vida existentes en muchos hogares si se quiere lograr un ahorro sustancial en la factura eléctrica.

En primer lugar, habrá que habituarse, siempre que sea posible, a usar los electrodomésticos en los horarios más baratos, sobre todo en los fines de semana.

Por ejemplo, la lavadora. Resulta complicado ponerla en las horas de la madrugada (aunque si es programable es posible hacer que se ponga en marcha a primera hora de la mañana, alrededor de las 07.00 sin causar demasiadas molestias a los vecinos), por lo que siempre que se pueda se deberá poner en fin de semana. Respecto al lavavajillas, mejor usarlo entre las 14.00 y las 18.00 o entre las 22.00 y las 24.00, lo mismo que los calefactores eléctricos. O la cocina eléctrica, siempre que sea posible.



GuinotPrunera 2020. Todos los derechos reservados  |  Aviso legal  |  Política de privacidad  |  Política de Cookies